redes sociales

Instagram es una de las redes sociales más divertidas. A diferencia del resto, la aplicación muestra los momentos más felices y los triunfos de la familia, de los novios y de los amigos.

Podemos decir que Instagram es hoy por hoy, la red social más positiva y su popularidad aumenta con bastante rapidez, sobre todo en Latinoamérica, donde parece ser que cada día es mucho mejor aceptada.

La empresa perteneciente a Facebook, tiene hoy más de 800 millones de usuarios activos, muchos de los cuales (alrededor de 200 millones) surgieron después de la implementación de la función “historias”. Tan solo en Latinoamérica se registran ya 60 millones de usuarios, siendo México el país con más cuentas de toda la región (alrededor de 20 millones).

La aplicación pasó de tener 13% del engagement total de redes sociales en 2016 al 20% durante 2017. Esto nos indica que creció un 65% más que Facebook  en ese mismo período de tiempo.

¿Por qué las marcas quieren estar ahí?

Actualmente todas las marcas están buscando llegar a sus clientes a través de las redes que los usuarios más visitan, siendo Instagram la preferida de muchas de ellas ¿por qué? Además de los datos mencionados anteriormente debemos considerar el hecho de que nuestro cerebro responde de mejor manera a los estímulos visuales, y siendo esta una red completamente visual, es mucho más digerible para las audiencias. No por nada sus usuarios pasan un promedio de 21 minutos al día en esta app. Además, el 80% de los usuarios de Instagram siguen al menos a una marca y 200 millones visitan un perfil de empresa cada día.

Otro dato sobre su funcionamiento que también beneficia la exposición de las marcas es el algoritmo programado con el que Instagram muestra el contenido en el feed de los usuarios. Este algoritmo, hasta hace un par de años, solo tenía el tiempo como referencia, por lo que mostraba el contenido en orden cronológico.

Hoy, el algoritmo funciona diferente y está totalmente impulsado por el engagement, es decir, por los comentarios, los likes y los shares. De acuerdo a un estudio reciente, la participación de los usuarios en Instagram es de 4.21% por seguidor, 58 veces más que en Facebook.

El uso de hashtags es otra funcionalidad que ayuda al posicionamiento de las marcas, ya que con ellos pueden atraer seguidores que realmente estén interesados y generar conversación alrededor de una campaña. Además su comportamiento también puede ser medido dentro de la aplicación lo que facilita el monitoreo de su desempeño.

Además esta red permite a las marcas mostrar su lado más creativo y darle a sus publicaciones un toque personal y humano que empatice directamente con su audiencia.

Perfil de los usuarios

Aunque cada vez las redes sociales rompen más las brechas generacionales, lo cierto es que Instagram sigue siendo una app principalmente dirigida a las generaciones más jóvenes, con el 75% de sus usuarios oscilando entre los 16 y los 34 años de edad, un dato que definitivamente debes tomar en cuenta a la hora de decidir crear un perfil o anunciarte en esta red social. Otro dato interesante es que su demografía pertenece principalmente a la clase media, lo que también nos da una idea clara del mercado que podemos encontrar ahí. El porcentaje de mujeres que utilizan la app es ligeramente mayor al de los hombres.

En conclusión, si el target de tu marca encaja dentro de este perfil de usuarios y tiene el potencial de ser explotada de manera creativa, Instagram es una red ideal para la misma. De lo contrario, por más atractivo que parezca, te recomendamos no desperdiciar recursos en mantener un perfil que a la larga no representará beneficios para tu negocio.