Es una realidad que el marketing digital es una herramienta que prácticamente todas las empresas utilizan hoy en día. Su bajo costo en comparativa a los medios tradicionales y su capacidad de impacto la hacen la herramienta ideal para las pequeñas y medianas empresas.

Pero… ¿cómo saber si tu inversión en marketing te está resultando redituable? ¿Qué criterios utilizas para asegurar que tus estrategias de comunicación y posicionamiento realmente están haciendo crecer a tu marca?

Si hay algo que debe quedar claro es esto: el éxito no se mide en likes. Aquí te compartimos 5 métricas útiles que te ayudarán a medir el éxito (o fracaso) de tu estrategia digital.

1. Visitas a tu sitio web

Se trata del volumen de tráfico que recibe tu sitio. No es solamente sumar el número de personas que visitan tu página, sino contabilizar cuantas visitas realizaron estos usuarios durante determinado tiempo, si solo accedieron una vez, si regresaron, cual parte del sitio fue donde más estuvieron, etc.

Esto te ayuda a mejorar la experiencia del usuario dentro de tu sitio web, evaluando el comportamiento que tienen dentro del mismo, tal como lo harías en una tienda física.

2. Tasa de conversión

La tasa de conversión se obtiene dividiendo el número de conversiones totales / número de vistas totales de tu sitio. A qué le llames conversión dependerá de tu sitio y tus objetivos, puede ser desde una descarga, una suscripción, una venta o un lead.

El lead es una persona que de manera voluntaria te ha provisto de su información de contacto (generalmente nombre y correo) con la finalidad de seguir recibiendo información de tu marca.

Esta métrica te permite conocer la efectividad de tu comunicación, si tu contenido está funcionando o si necesitas poner más atención a tus tácticas de convencimiento.

3. Tasa de ventas

Ésta consiste en medir cuántos de tus leads se convirtieron en clientes. Este indicador registra el índice de éxito de la venta directa, ya sea online u offline y se obtiene comparando el número de leads con el de las ventas cerradas.

Por ejemplo si se recabaron 100 leads y se cerraron 5 ventas, la tasa de ventas es del 5%. Es sencillo y es contundente ya que convierte a números el índice de éxito directo en ventas gracias a los leads.

4. Ticket promedio

Una medida efectiva que se puede implementar sobre venta directa es el ticket promedio, este indica la cantidad que cada cliente gasta en promedio para adquirir los servicios o productos de tu empresa.

Por ejemplo, si tu empresa hace 10 ventas y sumadas generan un ingreso de $25,000 entonces tu ticket promedio es de $2,500.  El objetivo de esta medida es saber el valor promedio que cada cliente genera para tu marca. Esto te va a permitir planear, estimar y definir resultados directos sobre ventas.

5. Retorno de inversión

Todos los negocios, sin importar su giro, necesitan poner atención a esta métrica. No hay indicador más contundente, puesto que arroja las ganancias generadas. Tanto para marketing digital como para ventas, es imprescindible conocer la rentabilidad generada por cada acción de tu estrategia.

Es la manera más directa de cuidar tu capital en relación a lo que haces con el mismo. Para descifrar el ROI, se debe calcular la diferencia entre el valor total de ingresos menos el total invertido en marketing digital y dividir por el valor invertido.

En la medida en que vigiles y midas tus esfuerzos podrás afinarlos mejor y hacer más rentable tu inversión.